4 Lattes diferentes para sorprender

lattes difrentes

Coloreando la carta

La semana pasada os contábamos cuales eran las opciones de leches vegetales que teníais para hacer vuestras elaboraciones con leche. Y para que tengáis opciones para vuestras bebidas os presentamos unos lattes diferentes originales y muy ricos!

Latte o capuccino?

Para empezar si queréis saber como se prepara un capuccino perfecto podéis ver el articulo de aquí. Pero es importante diferenciar entre un café latte y un capuccino. Aunque los dos llevan leche y espuma de leche, en el capuccino es un tercio de cada y el en latte usaremos dos quintos de café dos quintos de leche y un quinto de espuma. Es decir, el latte lleva mas leche que espuma. En algunos países un café latte suele ser simplemente un café con leche, eso es, leche caliente, pero no vaporizada. Esto lo dejamos a vuestra libre elección.

Cantidades y preparación

Para preparar estas bebidas tan especiales os aconsejamos que uséis productos naturales y de calidad. Prepararlos igual que si fuera para vuestra familia, vuestros clientes notaran la diferencia. Como los gustos de cada país son muy distintos no os daremos cantidades muy exactas. Así podéis probar, experimentar y comprobar que recetas van mejor con vuestro público.

Si usáis leches vegetales os aconsejamos que no las calentéis demasiado. Para infusionarlas con los diferentes elementos podéis usar la lanza de la cafetera o calentarlas a parte. Pero también podéis hacer infusiones en frio. A todas las elaboraciones podéis añadirle algún endulzante si os parece necesario. Y aunque nos encanta el café en todas estas preparaciones podéis obviarlo y estarán buenísimas igual. Podéis usar elementos deshidratados para decorar como la remolacha deshidratada o especies.

Latte de remolacha

La remolacha es el vegetal mas dulce. Tiene un alto contenido en azucares naturales y es muy saludable. Y aunque no a todos les gusta, su color llama mucho la atención. Para hacer un rico latte de remolacha necesitareis:

  • 120 ml de leche (fresca si es posible). También puede ser de almendras

  • 1 remolacha mediana exprimida (podéis triturarla y colarla bien)

  • jengibre en polvo a gusto o finamente rallado si es fresco

  • unas gotas de extracto de vainilla

  • 30 ml de café espresso

Vamos a hacer el espresso con el café de nuestra preferencia. Ahora en una jarra pondremos la leche, el zumo de remolacha el jengibre y la vainilla. Mezclamos bien y preparamos la leche como de costumbre. Si queréis la leche en frio, solo necesitáis una prensa francesa pequeña para que quede una textura sedosa. Añadimos nuestra mezcla al espresso y a disfrutar.

Latte de cúrcuma

La cúrcuma tiene un montón de propiedades para nuestra salud y ademas es picante. Es muy aromática pero hay que tener cuidado con las cantidades. De todas maneras esta buenísima en infusión, así que podemos añadirla al café.

  • 120 ml de leche (fresca o también podéis probar con leche de coco)

  • media cucharadita de cúrcuma en polvo o fresca

  • media cucharadita de canela en polvo

  • una pizca de pimienta negra

  • 30 ml de café espresso

La preparación es similar solo que a la leche le añadimos la cúrcuma, la canela y la pimienta negra. Obtendremos una colorida bebida con un toque especiado y picante.

Latte de pastel de zanahoria

Esta es también una colorida bebida que recuerda al pastel de zanahoria. Nos aportara todas las vitaminas de la misma. Podéis prensar en frió la zanahoria, triturarla y colarla o comprar zumo de zanahoria orgánico.

  • 120 ml de leche de vuestra preferencia

  • 50 ml de zumo de zanahoria

  • una pizca de jengibre

  • una pizca de nuez moscada

  • 30 ml de café espresso

Seguiremos los mismos pasos que las recetas antes mencionadas. Es importante no quemar la leche ya que también destruiremos las propiedades del resto de elementos.

Latte de tarta de manzana

Esta es otra dulce combinación que nos recuerda a un postre, la tarta de manzana. Esta es la única elaboración que lleva alcohol pero podéis obviarlo si no lo consumís.

  • 120 ml de leche de vuestra preferencia

  • 25 ml de zumo de manzana

  • 25 ml de sidra de manzana

  • una pizca de canela

  • 30 ml de café espresso

En este caso podéis preparar el espresso y añadirle la sidra. Por otro lado preparáis la leche con la canela y el zumo de manzana como en los casos anteriores y la añadís al espresso.

Como hemos dicho Que os parecen estas bebidas con leche? Os animáis a probarlas en casa o en vuestros locales? De momento con lo único que no nos hemos atrevido nosotros es con el latte de carbón…


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *