8 formas de arruinar un buen café

café en casa

Dejando de lado el producto

Muchas veces hemos comentado lo compleja que es la cadena del café. Y como, si un paso se da mal, esta se rompe y se pierde la calidad del producto. Pero estas no son las únicas formas de arruinar un café. Tanto si preparamos esta bebida en casa o en un establecimiento hostelero corremos el riesgo de desaprovechar las cualidades de un magnífico café sino tenemos cuidado de como lo preparamos.

En casa

Muchas veces simplemente pensamos que como es para nosotros no hace falta prestar mucha atención a como tratamos el café en nuestro hogar. Pero si nos gastamos un dinero en comprar café de buena calidad y luego lo maltratamos estamos echando a perder sus cualidades.

  1. Comprarlo pre molido. Este es el principal error que se comete en todas las casas. Es verdad que es mas fácil tener el café ya molido. Pero de esta forma se oxida con mucha rapidez y pierde sus aromas y cualidades. Mejor molerlo al momento y en pocas cantidades.

  2. Guardarlo en su bolsa. A menos que el café venga en bolsas con cierre hermético, almacenarlo en los embalajes originales es un gran error. No solo perderemos aromas sino que el café absorberá la humedad y los olores del lugar donde esté. Lo ideal es guardarlo en un recipiente hermético de cristal opaco y guardarlo en el congelador. Sino, podemos optar por un lugar fresco y seco que no le de la luz directa.

  3. No beberlo al momento. Mucha gente prepara el café en sus casas con métodos como la French Press. Esta cafetera puede hacer un café maravilloso. Pero si dejamos los posos en contacto con el café recién hecho, no tardará en amargar. Lo mejor es preparar el café y terminado el proceso colocar la bebida en un recipiente térmico si queremos que se mantenga caliente.

  4. Recalentar el café varias veces. Esto es muy común en las casas que usan una Cafetera de goteo. Se suele dejar el café ya preparado en la jarra. Cuando la temperatura baja la cafetera vuelve a encenderse y recalienta la bebida. El café va perdiendo todas sus cualidades con el paso de las horas y ya no nos aporta nada.

En el bar

Los hosteleros suelen cometer errores básicos con el café por puro desconocimiento. Si no quieres arruinar el producto del que mas beneficios puedes sacar, presta atención estos consejos.

  1. Moler café en grandes cantidades. Sería lo mismo que comprar el café pre molido. Los primeros estarán bien pero con el paso de las horas perderá todo su sabor y aroma. Muele lo justo y mantén el molino en condiciones optimas de trabajo.

  2. No limpiar ni la máquina y los portas ni el molino. Traspasarás malos olores y sabores desagradables a los cafés nuevos. La limpieza es fundamental!

  3. Temperatura inadecuada. Ten cuidado con la temperatura a la que sale el agua de los grupos. Puedes quemar la bebida sin darte cuenta. Coloca bien las tazas para que el cliente no se queme los labios al beber el café.

  4. No añadas saborizantes ni azúcar si no te lo piden. En algunos países como en Italia se pone un poco de azúcar en el porta junto con el café. Esta costumbre se hizo popular para matar el sabor de los cafés de mala calidad o torrefactados. Pero no es correcto. Debes dejar que el cliente disfrute de su bebida sin aditivos. Si él lo prefiere se pondrá el azúcar que necesite.

Para asegurarte de que estás haciendo todo lo posible para preparar un buen café puedes consultar nuestro articulo sobre el Espresso Perfecto. Recuerda que la materia prima puede ser buena pero si el barista no lo hace bien, se perderá la calidad del café. El respeto por el producto es esencial. Si conocemos bien el café con el que trabajamos sabremos como tratarlo para sacarle el máximo partido y sin perder calidad.


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *