Bizcocho de Café

bizcocho-de-cafebizcocho-de-cafe

Para compartir en familia

 

Quien lo ha probado el deliciosos, esponjoso y llenador bizcocho de la abuela? Nos ha conquistado a todos. Y no solo por lo bueno que está, sino porque lograba poner a varias generaciones juntas en la mesa para merendar. Hoy en día nos falta tiempo para todo, y la mayoría compra sus pasteles en una pastelería o en supermercado. Pero para los amantes de la cocina, hacer un bizcocho, torta, cake, panqué o como sea que le llame en su país, es pan comido.

La palabra bizcocho proviene del latín : bis coctus que significa cocido dos veces. Y el hombre ha estado haciendo estas recetas desde el inicio de la civilización. Hay antecedentes en las representaciones de la tumba de Ramsés III en Tebas, procedentes del siglo X a. de C. Se usaban como ofrendas y para que los muertos no pasaran hambre en la otra vida.

 

La doble cocción, que ya no se usa, era necesaria para secar en el horno el pastel una vez cocido y que aguantaran mas tiempo sin echarse a perder. Sirvió de alimento a soldados, viajeros y navegantes. Y con el paso del tiempo también se convirtió en un postre de lujo. Nos han llegado muchísimas recetas de estas preparaciones. Y no hay pueblo o cuidad en Europa que no tenga su elaboración propia.

Con el tiempo se han ido modernizando y los hay cada vez de sabores mas raros y elaborados. Sin embargo para nosotros, los amantes del café, también tenemos nuestro bizcocho propio. Como es para compartir os dejamos una receta para 12 personas. Si queréis hacer menos solo usar la mitad de cantidad.

Ingredientes para 12

  • 8 huevos
  • 3 tazas de harina
  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 lata de leche condensada
  • 3 cucharadas de polvo para hornear
  • 50 ml café recién hecho
  • 50 ml de licor de café o Kahlua
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación:

En un recipiente para batir vamos a poner la mantequilla  y la batiremos hasta obtener textura pomada. Separaremos las claras de las yemas y estas ultimas las incorporamos a la mantequilla junto con el azúcar  e incorporamos bien. Cuanto tenga una consistencia homogénea, agregamos la leche condensada. Y seguimos batiendo.

En otro bowl vamos tamizar la harina y el polvo para hornear y lo mezclaremos e incorporamos a la mezcla. Por otro lado batiéremos las claras hasta obtener punto turrón, es decir que al darle la vuelta al recipiente no se caen.  Y después añadiremos el café y el licor de café junto con la escancie de vainilla. Por ultimo vamos a incorporar las claras a nuestra mezcla inicial e incorporamos con movimientos envolventes

Tenemos que tener pre calentado el horno a 200º durante 10 minutos. Ponemos mantequilla y harina al molde o usaremos un de silicona. Podéis repartir la mezcla en varios recipientes. Coceremos por 40 minutos a 180º y cuando pinchemos con un palillo de madera y este salga limpio ya podemos disfrutar de nuestro delicioso bizcocho de café.

Variantes.

Si no queréis usar leche condensada, podéis poner mas azúcar, también puede ser morena. Y si no bebéis alcohol, incorporad 50 ml de café mas. Si no tenéis tiempo, obviar batir las claras y ponerlas junto con las yemas, quedara igual de rico pero menos esponjoso. Pueden poner la cobertura de café que os mostramos en la receta de Cupcakes.  Ahora os toca a vosotros, que os parece la receta?


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *