¿Que es el Café de Especialidad?

Café de Especialidad

Definiendo lo indefinible

A lo largo de los años el mundo de los cafés especiales ha ido creciendo. En España se esta notando la evolución de la cultura cafetera, aunque aun queda mucho camino por recorrer. En otros países como México están sufriendo una explosión de cafeterías 3G o de la tercera ola. Y eso nos gusta. Pero es curioso que desde que Erna Knutsen le diera el nombre deCafé de especialidad todos hemos adoptado el término sin rechistar. Sin embargo son muchos los que no saben definir que es exactamente el café de especialidad o no se ponen de acuerdo.

No nos consideramos los mayores expertos en esta área, ni mucho menos, ya que aprendemos cada día. Pero si nos gustaría dar nuestra visión sobre el café especial y todo lo que este conlleva.

Definición del café de especialidad

Dependiendo de como se mire podemos decir que el café de especialidad es:

  • Un café de alta calidad.

  • Un café sin defectos.

  • Un café con una alta trazabilidad.

  • Un café bien tostado, fresco y bien preparado.

  • Un café que supere los 80 puntos en la tabla SCAA.

  • Un café de características organolépticas únicas.

Como vemos son muchos los aspectos que convierten a un café en Especial. Para nosotros una definición mas acertada seria la siguiente:

Es el café que, en cuya cadena de valor, se ha priorizado la máxima calidad, involucrando a todas las personas que intervienen en el proceso de dicha cadena.

Es decir, el café de especialidad es el resultado del esfuerzo de personas que han puesto todo su empeño en obtener la máxima calidad posible, en cada uno de los pasos que van desde la planta a la taza. Como ya os explicamos la Cadena del Café tiene muchos eslabones y si uno falla no sirve de nada el esfuerzo de los demás.

Características del café de especialidad

Desde que se seleccionan los plantones que serán los futuros cafetos, hasta la recogida en el punto óptimo de maduración y beneficio hay un camino muy largo. Esto hace que el Caficultor esté en la base de la pirámide. Sin un buen comienzo no hay finales felices. Por eso, el buen cultivo del café es un arte que se aprende día a día, generación tras generación. Fertilizar la tierra de manera apropiada, podar en el tiempo justo y luchar contra las plagas son algunas de las tareas que deben realizarse para garantizar una buena cosecha. Y de eso se encargan cientos de familias al rededor del mundo. Con ellos nace el café especial.

El tipo de beneficio, adecuado para cada zona de cultivo es el siguiente paso fundamental. Si se hace mal no obtendremos la calidad que buscamos. Muchas fincas y cooperativas son las encargadas del proceso y deben poner todo su esfuerzo en hacerlo bien para obtener buenos precios y vender un café sin defectos y de alta calidad.

Pero el café verde es de momento un proyecto. Hay que tostarlo y catarlo para saber su valor y debe hacerlo un experto. Su tarea es muy compleja y se necesita una sensibilidad especial para ser Q Grader. Sin embargo este profesional experto hace la diferencia a la hora de comprar un café u otro. Sus sentidos deben estar calibrados para que no se forme una opinión subjetiva, sino que pueda evaluar de forma lo mas fiable posible la calidad de un café y puntuar lo por encima de los 80 puntos. Ademas puede asegurar la trazabilidad del grano y eso es muy importante para calificarlo de Especial.

Ahora bien el café verde se convierte en café de especialidad cuando se tuesta. Y como ya hemos dicho alguna vez, tostar es un arte. Encontrar el tueste adecuado para cada café y sacar su máximo potencial solo lo puede hacer un tostador experto. Estas personas realizan cursos y practican mucho para no estropear un buen café. El café deberá ser fresco y haber llegado en buenas condiciones, pero ademas no debe venderse o servirse pasadas las 4 semanas desde el tueste o ya no tendrá la misma calidad.

Dejando el tiempo de reposo necesario el café de especialidad que ya ha pasado tantos por filtros de calidad, llega a manos del barista. Es esencial que sea un barista formado y con horas y horas de práctica el encargado de preparar los cafés de especialidad ya sean en espresso o mediante otros métodos. Ya que sino se perderán sus cualidades únicas.

Ahora bien quien realmente da valor al café de especialidad es el consumidor final que busca cafeterías y tostadores donde ofrezcan un café con todas las características anteriores, lo aprecie, lo comparta y divulgue la cultura del buen café.

Creemos que todos estos factores son lo que hace a un café de especialidad. Que os parece? Que es para vosotros un café especial?


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *