¿Qué es el café orgánico?

logo-agricultura-organica-eu

Cafés respetuosos con la tierra

De todos es sabido que la palabra “orgánico” delante de cualquier producto es garantía de salud, calidad y respeto por el medio ambiente. Pasa lo mismo con el café. Y es que cada vez mas fincas se dedican a cultivar este producto sin fertilizante ni pesticidas. Pero producir café orgánico es mucho mas que eso.

Definición de cultivo orgánico

El cultivo orgánico garantiza que la planta se nutra directamente de la tierra sin adicionar nada mas. Esto garantiza una mejora del suelo, aumentando la diversidad y restaurando ecosistemas dañados por sobre explotación. Su definición mas completa es:

La agricultura orgánica es un sistema de producción que mantiene la salud de los suelos, los ecosistemas y las personas . Se basa en los procesos ecológicos, la biodiversidad y los ciclos adaptados a las condiciones locales , en lugar de la utilización de insumos con efectos adversos. La agricultura orgánica combina tradición, innovación y ciencia para beneficiar al medio ambiente compartido y promover relaciones justas y una buena calidad de vida para todos los involucrados

Las personas que siguen el cultivo orgánico se rigen por 4 principios.

  • El principio de salud. La agricultura orgánica debe sostener y promover la salud de suelo, planta, animal, persona y planeta como una sola e indivisible.
  • El principio de ecología. La agricultura orgánica debe estar basada en sistemas y ciclos ecológicos vivos, trabajar con ellos, emularlos y ayudar a sostenerlos.
  • El principio de equidad. La agricultura orgánica debe estar basada en relaciones que aseguren equidad con respecto al ambiente común y a las oportunidades de vida.
  • El principio de precaución. La agricultura orgánica debe ser gestionada de una manera responsable y con precaución para proteger la salud y el bienestar de las generaciones presentes y futuras y el ambiente.

Podéis ver mas información sobre estos principios aquí.

Como conseguir cultivos orgánicos

Pero para hacer esto posible lo primero es realizar un estudio del suelo y de los microorganismos que viven en él. Estos se encargan de degradar la materia orgánica y transformarla en nutrientes, entre otras funciones. Las plagas se desarrollan menos en suelos fértiles y las plantas son mas fuertes para resistir sus ataques. Además el monocultivo, (plantar un solo tipo de planta) no ayuda a mejorar el suelo, por eso en los cultivos orgánicos se suele plantar dos o mas tipos de plantas que ayudan por ejemplo de sombra a las plantas mas frágiles.

Para mejorar suelos muy desgastados se usa la practica del “Mulching” o acolchado. Es una cubierta protectora que se extiende sobre el suelo, principalmente para modificar los efectos del clima local. Los nutrientes que el suelo no puede producir, lo podemos añadir fertilizando la tierra: en forma mineral, vegetal o animal, pero nunca con agroquímicos.

Pero este método de cultivo resulta caro y no todas las fincas tienen el conocimiento o los recursos para producirlo. Ya que la finca no puede haber utilizado fertilizantes o pesticidas químicos por lo menos en los últimos tres años. Además este café debe ser beneficiado por separado de los cultivos de café no orgánicos y en instalaciones libres de productos no autorizados. Todo ello eleva los costos de producción.

Una vez procesado el transporte también debe realizarse por medios autorizados limpios de productos químicos. Y el tostador también deberá realizar el tueste por separado. Si el café orgánico se mezcla con otros que no lo sean, todo este proceso no valdrá para nada. Esta demás decir que es fácilmente vitrificable si un café es orgánico o no y es indispensable su verificación para evitar engaños.

Orgánico y de calidad

Pero que un café sea orgánico no garantiza la calidad ya que esta viene dada por otros muchos factores. Pero si es mas saludable. Normalmente estos cafés son mas caros por que sus costes de producción también lo son. Por eso muchos productores de cafés orgánicos y de comercio justo intentan convertir sus cultivos en cafés especiales o de gran calidad para que el consumidor pague por un buen café y no solo por ser orgánico.

Las empresas deben estar acreditas por la IFOAM, la Federación, Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica y como esto también tiene un coste junto con las revisiones posteriores a la finca, normalmente no se consume café orgánico en los países productores siendo casi todo para exportación. Para nosotros si un café ha sido cultivado y cosechado con las mejores garantías no hay nada mejor.


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *