Como escoger tu máquina espresso


Buscado la máquina perfecta

Cuando un emprendedor decide abrir un local de restauración debe saber toda la maquinaria que va a necesitar. Una de ellas y quizás la más importante en el caso de una cafetería es la máquina espresso. ¿Cuál es la mejor? La respuesta varía en función del tipo de establecimiento.

Propia o de alquiler

Lo primero a considerar es si optaremos por una máquina propia o la alquilaremos a nuestro tostador. Si lo que queremos es no preocuparnos por el mantenimiento y no queremos invertir en mucha maquinaria podemos pactar un alquiler con nuestro tostador. Esto puede suponer un coste adicional en el precio del café. A cambio si tenemos algún problema tendremos el servicio técnico a nuestra disposición. Eso si, debemos tener en cuenta que las máquinas suelen ser de segunda mano aunque bien mantenidas. Es posible que solo podamos decidir cuantos grupos queremos y la potencia. En cambio si nos decantamos por la compra tendremos muchas mas cosas en las que pensar.

Tipo de establecimiento

Dependiendo del trabajo que realice nuestra máquina escogeremos una u otra. Por ejemplo si tenemos una cafetería la usaremos mucho más que un pequeño hotel con servicio de desayunos. La cantidad de servicios al día y la frecuencia de trabajo serán factores importantes a la hora de buscar la espresso que más nos convenga.

Otra cosa a tener en cuenta es el espacio que tenemos para trabajar. Ya que no es lo mismo tener una gran barra de un restaurante a un pequeño espacio de degustación. Y tampoco será lo mismo preparar cafés de uno en uno a tener que hacer 6 a la vez.

Si lo que queremos es tener un laboratorio de café y/o dar formación, nos convendrá una máquina que nos permita variar la temperatura de cada grupo. Estas son ideales para aprender sobre las distintas extracciones y para entrenar para campeonatos. No son baratas pero dan mucho juego.

Además es importante saber qué potencia necesitamos, como son las conexiones de nuestro local. Lo mejor es que un electricista revise la instalación para que todo este correcto.

Grupos y capacidad

Ahora que sabemos que necesitamos podremos elegir cuantos grupos queremos que tenga nuestra máquina. Para un local que hace cafés puntualmente o que cuenta con poco espacio los mejor es una espresso de un grupo. Resultan máquinas un poco caras pero son una buena inversión. Cuentan con vaporizador para la leche y ocupan poco espacio. Ahora bien, no soportan picos de trabajo intenso y la caldera es pequeña.

Para un local convencional con poco espacio o para uno móvil, lo ideal es una cafetera de dos grupos compacta. Es la que nosotros llevamos en nuestro coffee truck. La caldera es de 4 litros , cuenta con un vaporizador para la leche y se puede trabajar de continuo sin problemas.

Si contáis con una cafetería o bar con buena afluencia, podéis invertir en una espresso de dos grupos con dos vaporizadores y con una caldera de 8 o 10 litros. Son lo que llamamos cafeteras de batalla. Resistentes y robustas, bien cuidadas pueden durar muchos años.

Para locales realmente grandes o con gran afluencia de clientes es mejor tener mas capacidad. Por eso es mejor que sea de 3 grupos con una caldera grande y dos vaporizadores. Pero debemos tener en cuenta que a mayor capacidad mas potencia. Lo que significa que el gasto eléctrico será mayor.

Otras características a tener en cuenta

Si se trata de un local móvil como el nuestro el agua que usaremos será de garrafa. Debemos buscar que la marca que usemos no sea demasiado blanda y que este bien almacenada para que no sepa a plástico.

En un local fijo deberemos hacer un estudio de agua para saber cuanta cal y otros compuestos tiene el agua corriente. En caso de que fuera necesario deberemos comprar un filtro descalcificador. Debe tener un mantenimiento regular para que nuestra máquina tenga una vida útil mas larga.

También debéis pensar en el mantenimiento. Si tenéis conocimientos suficientes podréis hacerlo vosotros mismos. Pero si no lo mejor es que contéis con un profesional cualificado. Puede que vuestro tostador pueda brindaros el servicio. Si no, siempre existen empresas especializadas.

Por último podemos pensar en la estética que queremos que tenga. Muchos fabricantes personalizan las cafeteras. Otros optan por poner vinilos con su logotipo o incluso pintarlas de manera especial.

Sabiendo cuáles son las características que necesitamos es hora de hacer un presupuesto. Saber de cuanto disponemos hará nuestra búsqueda más fácil. Lo ideal es comprar directamente al fabricante sin intermediarios. Las máquinas nuevas tiene garantía y es improbable que den problemas.

Si no nos es posible invertir en una espresso nueva tal vez podemos obtener una de segunda mano revisada a buen precio. Pero hay que asegurarse de que la máquina está en buenas condiciones y no supone ningún riesgo. Si os pueden dar alguna garantía o si la podéis devolver en caso de que no funcione, mejor.

Con respecto a las marcas, existen muchos fabricantes buenos y que tienen gamas para todos los bolsillos. Pero varía mucho de país en país. Por eso es bueno que os informéis bien y si podeis, id a probar las cafeteras para tomar la decisión correcta. Tener una buena máquina y saber usarla son cosas distintas, por eso aseguraros de tener la formación adecuada. Si lo hacéis bien los clientes serán los primeros en notarlo.


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *