¿El café da cáncer?


Vuelve el debate

El juez Elihu Berle, del Tribunal Superior de California, fallaba en Marzo de 2018 que las empresas que vender café, Starbucks entre otros, debían comunicar a sus clientes que el café era potencialmente cancerígeno. Y entonces el mundo cafetero explotó. Por eso os explicamos el por qué de la sentencia y si el café es tan peligroso como lo pintan.

El motivo

Al parecer la sentencia del juez viene porque el demandante solo debía demostrar que el café contiene acrilamida, una sustancia que se genera al tostar el café y que comparte con otros productos expuestos a las altas temperaturas y altos en carbohidratos como las tostadas de pan o las patatas fritas. Y si, hay estudios que demuestran que la acrilamida es probablemente un cancerígeno.  Cuando tomamos productos con acrilamida esta puede transformarse en glicidamida, un epóxido, ambas sustancias se pueden pegar a nuestras proteínas y causar daño. Este daño puede ser el principio del desarrollo de un cáncer e impedir nuestro ADN se repare.

El café como hemos dicho contiene acrilamida como parte del proceso de tostado y le da su bonito color marrón. El problema de la sentencia es que con demostrar que había trazas de acrilamida en el café era suficiente para que el juez tomara su decisión a favor del demandante. Entonces nos enfrentamos a una cuestión de estilo de vida.

Cantidades

Es verdad la acrilamida no es buena para la salud pero éste articulo indica que un adulto de 80 kilos de peso  puede consumir hasta 208 microgramos de dicha sustancia sin que el riesgo de padecer cáncer aumente. Como hemos dicho tomar alimentos como los cereales tostados, o las patatas fritas nos exponen a la acrilamida. Por ejemplo las tostadas las tostadas nos aportan 5 microgramos y las patatas fritas 7. Podéis ver toda la info aquí. El café suma a a dicha exposición  entre 0.9 2.4 microgramos de acrilamida.

Por eso entramos en el estilo de vida de cada uno. Una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable no aumentan el riegos de padecer cáncer. Y el café compensa la cantidad de acrilamida que contiene con un montón de antioxidantes y oligoelementos saludables. Pero un exceso de productos fritos, hidratos de carbono en demasía y el consumo de tabaco si son peligrosos para nuestra salud. De hecho el tabaco tiene 2.3 microgramos de acrilamida por cada cigarrillos entre otras muchas sustancias. Ademas en 2016 la OMS retiro a el café de la lista de posibles cancerígenos.

Conclusión

Si, la acrilamida es mala para nuestro ADN, pero la cantidad presente en el café no aumenta  nuestras posibilidades de tener cáncer. Estudios están relacionando al café con efectos protectores contra algunos tipos de cáncer así que no hay que alarmarse. Si aun así prefieren no exponerse tanto, el café espresso contiene menos acrilamida  que el café de filtro.

 

 


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.