Historia de la Máquina Espresso 2

Maquina espresso moderna

El sonido que hace una máquina espresso preparando un café por la mañana es uno de los sonidos más familiares del mundo. Con mas de 100 años de historia la máquina espresso profesional se ha convertido en el medio de vida de muchos. Pero a pesar de los millones de tazas de café que se preparan a diario, la mayoría no sabe casi nada de su máquina. Hoy os explicamos un poco de su historia y sus características.

Un poco de historia

Luiggi Bezzera y Desiderio Pavoni son considerados los inventores, en 1901, del café espresso, aunque se basaron en una máquina de Angelo Moriondo patentó en 1885 que calentaba agua con gas.

Pocos años después, en 1909, Luiggi Giorlotto presento una versión que incluía una bomba manual para impulsar el agua.

En 1930 Achille Gaggia, sustituyo la bomba a presión por un muelle que se comprime cada vez por una palanca articulada. Así nació la maquina de palanca, vigente hasta el día de hoy!

En la década de los 50, Carlo Ernesto Valente, diseñó la maquina de erogación continua la Faema E-61. Se patento en 1961 y las novedades que incorporaba era un tubo dentro de la caldera que calentaba el agua que venia directamente de la red. Este tubo se conoce como intercambiador. También se incorporo la moto bomba como elemento regulador de presión, eliminando el muelle.

En el 2000 nacieron las cafeteras que usan aire comprimido para que el agua caliente atraviese el café. El agua viene de una caldera y el gas se activa a mano mediante cartuchos de CO2 o N2O. La ventaja principal es su tamaño reducido que las hace portátiles. La primera cafetera expreso de bomba de aire fue la Handpresso Wild, inventada por Nielsen Innovation SARL, una empresa francesa que la lanzó en 2007.

Automatización

A las máquinas con bombas, sensores, válvulas y molinos para un proceso de elaboración automatizado se las conoce como automáticas.

  • Semiautomática, usa una bomba en lugar de fuerza manual para proveer el agua. El resto de presión en el filtro se consigue gracias a una válvula de tres vías.

  • Automática, controla también el volumen de líquido, y de forma indirecta el tiempo de elaboración. Para este propósito se ha añadido un caudalímetro al módulo principal: cuando la cantidad de agua programada pasa por el caudalímetro, la bomba se detiene. El molino sigue estando aparte.

  • Superautomática, estos modelos muelen el café, rellenan el filtro y extraen la bebida de forma automática. El operador únicamente tiene que llenar el recipiente de granos de café y, si la cafetera no está conectada a la línea de agua, poner agua en el depósito correspondiente. Algunos modelos disponen también de un sistema para hacer espuma de la leche y suministrarla de forma automática. La desventaja de estos modelos es que el molido y relleno no se pueden controlar de forma manual, lo que puede repercutir en la calidad del expreso.

Por supuesto cada unos es libre de escoger la cafetera que mas le guste pero por norma los Baristas prefieren las máquinas que permiten el control de todos los procesos. Esto permite aprender y realizar variantes cambiando el gramaje, la temperatura o el tiempo de extracción.

Conocer mejor la máquina con la que trabajamos es fundamental para hacer un buen trabajo. Los baristas deben conocer a fondo todos los procesos que forman parte de una buena taza de café.


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Historia de la Máquina Espresso