La anti cultura del café 8

starbucks

En contra de nuestros principios

Este blog se abrió con la intención de dar a conocer el trabajo que hay detrás de una buena taza de café. Desde la planta a la taza y todo lo que ello implica. Sin embargo creemos importante destacar el “trabajo” que están haciendo grandes empresas contra esta cultura.

Estas empresas son aquellas que dicen tener una filosofía de negocio justo, sostenible y ecológico y son todo lo contrario. Y la verdad es que con el dinero que ganan si podrían hacerlo. Pero no lo hacen porque así no se gana dinero. Para explicaros mejor lo que queremos decir vamos a poner como ejemplo a la empresa líder sin discusión a nivel mundial, de venta de café: Starbucks.

Prácticas insostenibles

Lo cierto es que sus prácticas en agricultura agresiva son bien conocidas. Tienen grandes fincas, donde se cultivan semillas manipuladas genéricamente. Estas semillas y los productos que utilizan contaminan el suelo y además matan a las plantas autóctonas. Pero esto también afecta al agricultor. Porque ya que al producir este café, obtiene muy poco por su trabajo. Ademas si consiguieran dejar de producirlo, el coste de producir un café orgánico o de cultivo sostenible, sería inalcanzable.

Pero no es lo único trans que comercializan. Es lógico que con la cantidad de leche que gastan, es imposible no usar leche no orgánica de granjas industriales. Ellos anuncian que su leche es libre de transgénicos, esto desde que dejaron de usar leche con la hormona de crecimiento bobino (rBGH). Ahora bien, las vacas que producen esa leche, están llenas de antibióticos, y son alimentadas con una dieta basada en alimentos transgénicos, que incluyen maíz, soja, alfalfa y algodón. Puede que no en todos los países sea igual. Pero es obvio que si una gran empresa como esta usara solo leche orgánica, seria casi imposible abastecerlas.

Es verdad que en algunos países productores se han implantado medidas que dicen apoyar a los productores, como crear viveros de plantas resistentes a la roya. Su lista de obras benéficas es interminable, pero ellos siempre ganan. Las certificaciones que obtienen de comercio justo (se supone que el 100% del café espresso que venden en España lo es), se ven manchadas con actos como evitar que un país tan pobre como Etiopía pudiera registrar sus variedades de café como marca, cosa que denunció Intermón Oxfam, miembro del organismo regulador de comercio justo en España. Por suerte Etiopía ganó en 2007 (noticia aquí).

Dicen que el 95.3% del café de Starbucks cuenta con “fundamentos éticos”. Pero solo significa que cumple con sus estándares internos del programa del, llamado Prácticas de Equidad del Café y los Agricultores. Este programa no especifica un precio mínimo o un estándar para negociar un precio que garantizaría un pago justo para los pequeños productores.

Ganancias grandes, sueldos pequeños

No solo los productores de café de la marca cobra poco. En repetidas ocasiones se ha oído de lo poco que cobrar sus trabajadores. Pero el problema se agrava, se les ha denunciado por perseguir a los miembros de los sindicatos. En países como USA no suelen contar con seguro médico. Pero en España, los contratos basura, también son usuales. CGT describió la situación de los trabajadores “no se diferencia de la de otras franquicias por el estilo: temporalidad, una indefensión laboral enorme y muchas dificultades para sindicalizarse”. Y sobre la formación de esos trabajadores mejor no hablar.

Productos que matan

La calidad de los cafés que comercializan es pésima. Solo que lo cobrar a precio de oro. Si queremos comprar café en grano, no nos dirán mucho mas que lo que pone en sus etiquetas. Es decir, si es un blend suyo, no sabremos que granos contienen, ni de donde ni cuando fue tostado.

Pero lo peor son sus productos llenos de edulcorantes y otros productos químicos con casi tantas calorías como la comida rápida, que usas en sus bebidas a base de café. Rioko Iwata, una conocida Blogger del café, hizo unas comparativas de las calorías que tienen algunos productos (podéis leerlo aquí). Entre ellas sorprende que beber un Mocca de chocolate blanco y menta tenga tantas calorías como beber 3 refrescos de cola. Igual que la comida rápida, consumir estos productos a diario puede causarnos problemas de salud. Una curiosidad: un café Venti de Starbucks tiene 320 miligramos de cafeína, cuatro veces más que lo que contiene un Red Bull.

Son miembros de la Grocery Manufacturers Association, una asociación que aboga por etiquetar los productos transgénicos como “natural”.

Conquistar el barrio

Hace tiempo que se conocen algunas de las estrategias comerciales de la marca. Y la mas famosa se conoce como la conquista del barrio. Consiste en abrir varios locales en un mismo barrio. Todos juntos, cuando los otros locales cierran y ellos han ganado, cierran algunos locales y vuelven a hacerlo en otro lugar.

Por ultimo queremos recordar que por el mismo precio de un café de esta cadena (o cualquier otra de las grandes con practicas parecidas) o incluso menos, podemos ir a sitios mucho mejores. Los pequeños tostadores, nos venderán café recién tostados, y podrán decirnos todo lo que queramos saber. Podemos ir a nuestra cafetería de confianza, que usa tazas de cerámica y no contamina el mundo con vasos descartables.

Y podemos pedirnos lo que mas nos guste, incluido un capuccino con leche fresca de verdad. Y no tendremos que esperar de pie, nos lo llevarán a la mesa. Tampoco tendremos que pensar mil y una cosas sobre nuestra bebida. Ni agobiarnos por cuanto vamos a tener que correr para bajar las casi 600 calorías que nos acabamos de beber. Pero sobre todo, vamos a apoyar la economía local y vamos a ayudar a difundir la cultura del buen café.


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 ideas sobre “La anti cultura del café

  • Elaine

    Sólo puedo decir: cuanta razón. Puede que cuando empezaran si estuvieran regidos por esas normas del buen café, de la buena empresa y todo eso pero han querido abarcar demasiado. Lo peor de todo es que hay tostadores y cafeterías que intentan, por decirlo de una manera, educar a la gente sobre que es un buen café y grandes marcas (y no tan grandes) desinforman y hacen mas mal que bien y eso da mucha rabia (en España ya tenemos poca cultura de cafe ejemtorrefactoeverywereejem para que la lien mas con supuestos supercafés y información falsa xD). ¡¡¡¡Muchas gracias por toda la información que dais y por todo el esfuerzo que haceis!!!!.

  • Gustavo Morales Suaza

    Esta es la oportunidad de impulsar nuestros cafeteros que tuestan su propio café y tienen su propia marca: en Colombia tenemos en el municipio de Chaparral marcas propias como Calarma, la Paulita, La Toma, Calarama, Café Irco, Boscafé. Son sembrados y cosechados por cafeteros con criterios sostenibles.

  • Sebastian vega

    GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS,
    De verdad que siempre lo creí, y no tenia el fundamento nesesario para poder debatir, y ahora se que todo era verdad, y por así decirlo no me siento tan loco.