Shakerato, café bien frío!

Shakerato Cóctel de café

La solución italiana para el calor

El café Shakerato es un clásico italiano. En la cultura de beber café, ellos no podían dejar su bebida favoritas por el calor. Así que buscaron una solución, el café con hielo. Pero no era suficiente, debían darle un punto mas de sofisticación. Así que inventaron el Café Shakerato.

Como no en muchos sitios lo podéis encontrar os damos nosotros la receta.

Ingredientes para 2

  • Una coctelera (el tamaño depende de la cantidad a preparar)
  • Hielo, de agua mineral a ser posible
  • Azúcar o jarabe de azúcar
  • Dos tazas de vuestro café espresso preferido recien hecho
  • Una taza de espresso de nata liquida
  • Licor de café o similar a gusto
  • Dos copas tipo Martini o dos vasos y granitos de café para decorar

Paso a paso

Como podéis ver las medidas no son muy exactas, y es que todo es cuestión de gustos. Lo primero es prepara 2 espressos de vuestro café. Si usáis azúcar es el momento de añadirla al café para que se disuelva. Si no, añadiremos el jarabe después.

En una coctelera ponemos el hielo, unos 4 o 5 cubitos de hielo, añadimos, la nata y el licor y por ultimo el café y agitamos 10-15 segundos. Hay que añadir el café en ultimo lugar para que salga bien. Pero cuidado que la coctelera no se os resbale con el frio. Y solo quedará servir y disfrutar de un refrescarte café Shakerato!

En caso de que no tengáis una coctelera podéis usar una batidora de vaso. Ahora bien, el Shakerato original no lleva ni nata ni licor. Así que podéis quitar esos ingredientes. Ya que no es otra cosa que un café con hielo paro en cóctelera.

Podéis sustituirlos por esencia de vainilla, jarabes de caramelo o chocolate. Y para que sea realmente refrescante, meter las copas en la nevera o el congelador.


Acerca de Noelia Granado

De foodie inexperta y curiosa a blogger y entusiasta de la cultura del café. Yo aprendo para comunicar a los demás todo lo que puedo sobre esta industria, que aunque millonaria mueve algo mas que dinero. Amante de la vida y del café.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *